En el momento en que dejamos de aprender, comenzamos a morir, el proceso de morir. Aprendemos unos con los otros con cada acción que realizamos. Estamos enseñando el bien o el mal cada vez que salimos fuera de la casa a la calle.

Leo Buscaglia

Leo Buscaglia

Profesión: Autor
Nacionalidad: Americano

Sugerencias para ti :

Si queremos liberarnos de la esclavitud, debemos elegir la libertad y la responsabilidad que esto conlleva.

A menudo subestimamos el poder de un toque, una sonrisa, una palabra amable, un oído atento, un cumplido honesto o el más pequeño acto de cariño, que tiene el potencial de cambiar una vida.

He sido una profesora toda mi vida. Siento una pasión intensa hacia compartir con la gente. Nuestra única salvación se encuentra en conocimiento, en el aprendizaje.

Los mejores estudiantes vienen de hogares donde se venera la educación: donde hay libros, y los niños ven a sus padres leyéndolos.

El hecho de que puedo plantar una semilla y se convierte en una flor, compartir un poco de conocimiento y se convierte en el del otro, sonreírle a alguien y recibir a cambio una sonrisa, para mi son ejercicios espirituales continuos.

Es paradójico que muchos educadores y padres todavía ven diferencia entre un momento de aprendizaje y un momento para el juego sin ver la conexión vital entre ellos.

Sólo los débiles son crueles. La delicadeza sólo puede esperarse del fuerte.

Con mucha frecuencia subestimamos el poder de un mimo, una sonrisa, una palabra amable, un oído atento, un cumplido sincero o el más pequeño acto de consideración, cosas todas que encierran en sí el potencial de cambiar completamente una vida.

Una sola rosa puede ser mi jardín. un solo amigo, mi mundo.

El amor que se nos da, lo tendremos para siempre. El amor que fallamos en dar, será perdido por toda la eternidad.

La muerte es un desafío. Nos dice que no perdamos el tiempo. . . Nos dice que nos digamos ahora mismo que nos amamos.

Yo creo que tú controlas tu destino, que puedes llegar a ser lo que tú quieras. Siempre puedes parar y decir, ' No, no lo haré, no me comportaré más de esta manera. Me siento solo y necesito gente a mi alrededor, quizás tengo que cambiar mi forma de comportarme' y luego hacerlo.

Tengo demasiado respeto por la gente para tratar de controlarlos. Pero están separados del amor, con miedo de tender la mano y tocarse el uno al otro. Tenemos miedo a parecer sentimentales oa hablar de trivialidades porque dirán: '¡Qué imbécil!' Se necesita valor en nuestra cultura para ser un amante.

Aprenda a doblarse, es mejor que quebrarse.