A medida que crezcas, descubrirás que tienes dos manos; una para ayudarte a ti mismo y otra para ayudar a los demás.

Audrey Hepburn

Audrey Hepburn

Profesión: Actriz
Nacionalidad: Británico

Sugerencias para ti :

Si mi mundo fuera a ceder mañana, miraría hacia atrás a todos los placeres, emociones y lo valioso que he tenido la suerte de haber tenido. No hacia la tristeza, no hacia mis errores o a mi padre al salir de casa, sino a la alegría de todo lo demás. Habrá sido suficiente.

Si me caso, quiero ser muy casado.

Escuché una vez esta definición: la felicidad es salud y memoria corta. Me gustaría haberla inventado, porque es muy cierto.

Me encanta las personas que me hacen reír. Creo honestamente que es lo que más me gusta, el reír. Cura una multitud de males. Es probablemente la cosa más importante en una persona.

Cuando no tienes a nadie, puedes preparar una taza de té, cuando nadie te necesita, es cuando pienso que la vida ha terminado.

Si buscas ojos hermosos, busca lo bueno en los demás. Si buscas labios hermosos, habla sólo palabras de bondad. Y si buscas equilibrio, camina con el conocimiento de que nunca estás solo.

París siempre es una buena idea.

El que quiera ser el centro de la reunión, mejor que no acuda.

La vida es dura. Después de todo, te mata.

Recuerda , si necesitas una mano amiga , la encontrarás en el extremo de cada uno de tus brazos . Con el tiempo y la madurez , descubrirás que tienes dos manos : una para ayudarte a ti misma y la otra para ayudar a los demás.

La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque esa es la puerta de su corazón, el lugar donde reside el amor.

Éxito es llegar a un cumpleaños importante y descubrir que sigues siendo exactamente la misma persona.

Se puede saber más de una persona por lo que dice de los demás que por lo que los demás dicen de ella.

Decidí, desde muy temprano, sólo aceptar vida incondicionalmente; Yo nunca esperé que haciera nada especial para mí, pero me pareció mucho más de lo que nunca esperé conseguir. La mayor parte del tiempo sólo me sucedió sin que siempre lo estuviera buscando.