Los hombres valientes mueren en la guerra. Se necesita gran suerte o juicio para no ser asesinado. Una vez, por lo menos, la cabeza tiene que agacharse y la rodilla tiene que doblarse por el peligro. Los soldados que marchan bajo los arcos triunfales son desertores de la muerte.

Jean Giraudoux

Jean Giraudoux

Profesión: Novelista
Nacionalidad: Francés