Y así es que, que tanto el Diablo como el Espíritu angelical nos presentan objetos de deseo para despertar nuestro poder de elección.

Rumi

Y así es que, que tanto el Diablo como el Espíritu angelical nos presentan objetos de deseo para des - Rumi