La pasión por destruir es, a veces una pasión constructiva.


La pasión por destruir es, a veces una pasión constructiva.