La ociosidad, como el moho, desgasta mucho más rápidamente que el trabajo.

Benjamin Franklin