La Constitución da a las personas el derecho a perseguir la felicidad. Pero tienes que conseguirla tú mismo.

Benjamin Franklin