Jamás hubo una guerra buena o una paz mala.

Benjamin Franklin