Es más fácil prevenir malos hábitos que romperlos.

Benjamin Franklin