En general, la humanidad, desde la mejora de la cocina, come el doble de lo que requiere la naturaleza.

Benjamin Franklin