El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos.

Benjamin Franklin