El que es rico no necesita vivir con moderación, y el que puede vivir con moderación no necesita ser rico.

Benjamin Franklin