El gato con guantes no atrapa ratones.

Benjamin Franklin