Donde hay matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.

Benjamin Franklin