No se pueden resolver los problemas mientras se gaste más de lo que se gana.

Abraham Lincoln