Los que niegan la libertad a otros, no se la merecen para ellos mismos.

Abraham Lincoln