Los dogmas del quieto pasado no concuerdan con el tumultuoso presente.

Abraham Lincoln