Dios prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta.

Abraham Lincoln