Asombraría si no es que divertiría a los ciudadanos mayores saber que yo (un chico extraño, sin amigos, sin educación, sin un centavo, trabajando por diez dólares al mes) he sido propuesto como el candidato del orgullo, la riqueza y la distinción de familia aristocrática.

Abraham Lincoln