El carácter puede casi ser llamado el medio más eficaz de persuasión.

Aristóteles