De los males debemos escoger el menor.

Aristóteles