Mi padre no fue un fracasado. Después de todo, él fue el padre de un presidente de los Estados Unidos.

Harry S. Truman