Con los años, había alimentado la esperanza de poder volar; manejar una máquina mientras subía más alto y más alto en la estratosfera era mi sueño más preciado.

Abdul Kalam