Cuando tienes un enemigo en tu poder, prívale de los medios para hacerte daño alguna vez.

Napoléon Bonaparte