En el hombre hay una serpiente: el intestino, que tienta, traiciona y castiga.

Victor Hugo