Cuéntame mis fallas y arregla las tuyas. Los hombres se esfuerzan más por enmascarar que reparar.

Benjamin Franklin