El oro es bueno en su sitio; pero los hombres amorosos, valientes y patrióticos son mejor que el oro.

Abraham Lincoln