El mejor arte es siempre el más religioso, y el más grande artista es siempre una persona devota.

Abraham Lincoln