El matrimonio no es el cielo ni el infierno, simplemente es el purgatorio.

Abraham Lincoln