El amor alivia como la luz del sol tras la lluvia.

William Shakespeare