Deja en libertad a tus ojos: contempla otras bellezas. Romeo y Julieta.

William Shakespeare