De todas las bajas pasiones, el miedo es sin duda la más maldita.

William Shakespeare