El valor de un acto realizado reside más en el esfuerzo por llevarlo a cabo que en el resultado.

Albert Einstein