El que es descuidado con la verdad de las cosas pequeñas, no se puede confiar en los asuntos importantes.

Albert Einstein