Cuando una persona puede obtener placer en marchar al ritmo de una pieza de música, esobasta para hacer que la desprecie. Se le ha dado su gran cerebro sólo por error.

Albert Einstein