Las estadísticas sugieren que cuando los clientes se quejan, los gerentes y los dueños de los negocios deben entusiasmarse. Un cliente que se queja representa una enorme oportunidad para más negocios.

Zig Ziglar