La promesa de no hacer una cosa es el medio más seguro del mundo para tener ganas de hacerla.

Mark Twain