La misma tinta con la cual se escribe la historia es simplemente prejuicio líquido.

Mark Twain