La fama es vapor; la popularidad, un accidente; la única certeza terrenal es el olvido.

Mark Twain