Una casa sin amor es como una chimenea sin fuego, una casa sin la voz de un niño es como un jardín sin flores, la boca de la mujer amada sin la sonrisa es como una lámpara sin luz.

Una casa sin amor es como una chimenea sin fuego, una casa sin la voz de un niño es como un jardín s - Proverbios chinos