Los irónicos siempre se deshacen cuando se ven confrontados con la más absoluta sinceridad, es su kriptonita.

Gillian Flynn

Gillian Flynn

Profesión: Autor
Nacionalidad: Americano

Sugerencias para ti :

Hay una diferencia entre querer de verdad a una persona y querer la idea que te has hecho de ella.

Es una era difícil en la que ser persona. Simplemente una persona real, auténtica, en vez de una colección de rasgos seleccionados a partir de una interminable galería de personajes. Y si todos interpretamos un papel, es imposible que exista nada semejante a un compañero del alma, porque lo que tenemos no son almas de verdad.

Su cerebro es tan complejo que nunca trabaja únicamente a un nivel. Es como un yacimiento arqueológico interminable: cuando crees que has alcanzado la última capa y dejas caer el pico por última vez, descubres que hay otra mina entera debajo. Con un laberinto de túneles y pozas sin fondo.

Un montón de gente carece de ese don: el de saber cuándo desaparecer de la puta vista. A la gente le encanta hablar y yo nunca he sido muy hablador. Mantengo un monólogo interno, pero las palabras a menudo no llegan a mis labios.

Me desperté en el sofá de mi hermana con una resaca terrible y el deseo de asesinar a mi esposa.

Pero ¿Quién gana aquí? Gano yo, porque mi lista, la lista maestra titulada "Joder a Nick Dunne", era rigurosa, la lista más completa y minuciosa jamás creada.

Eres mejor que cualquier libro de cuentos, eres mejor que nada que cualquiera pueda inventar.

El sueño es como el gato: sólo viene a ti si lo ignoras..

Se interrumpe, sé que está a punto de mentir. Es la peor sensación: cuando tienes que esperar y armarte de valor para la mentira.

La mayoría de las cosas buenas y hermosas son llevadas a cabo por mujeres menospreciadas por la mayoría.

El sol seguía siendo ojo furibundo en el cielo.

Me gustan las reglas que tienen sentido, no las reglas sin lógica.

Tiene algo de perturbador, evocar un recuerdo cálido y que te deje completamente frío.

Es un baño de humildad, eso de convertirte en precisamente aquello que en otro tiempo despreciaste.