No se puede servir a dos señores.

Jesucristo

Jesucristo