El mal no es lo que entra en la boca del hombre, sino lo que sale de ella.

Jesucristo

Jesucristo


El mal no es lo que entra en la boca del hombre, sino lo que sale de ella. Jesucristo