Si a un negocio le va bien, eventualmente las acciones le siguen.

Warren Buffett

Warren Buffett

Profesión: Empresario
Nacionalidad: Americano

Sugerencias para ti :

Nunca intento ganar dinero por el mercado accionario. Compro con la suposición que podrían cerrar el mercado al día siguiente y no abrirlo de nuevo por cinco años.

De los multimillonarios que he conocido, el dinero simplemente realza las características básicas en ellos. Si fueron patanes antes de tener dinero, simplemente son patanes con mil millones de dólares.

Los derivados son armas financieras de destrucción masiva.

Cuando una gerencia con fama de brillantez afronta un negocio con una reputación económica mala, es la reputación de la empresa la que se mantiene intacta.

En el mundo de los negocios, el espejo retrovisor es siempre más claro que el parabrisas.

La diferencia entre las personas de éxito y la gente realmente exitosas es que las gentes realmente exitosas saben decir “No” con facilidad.

Los ricos siempre van a decir que, ya sabes, sólo dennos más dinero y nosotros saldremos y gastaremos más y luego todo goteará sobre el resto de ustedes. Pero eso no ha funcionado en los últimos 10 años, y espero que el público estadounidense lo esté comprendiendo.

Si llega a mi edad en la vida y nadie piensa nada bueno de usted, no me importa cómo de grande sea su cuenta bancaria: su vida es un desastre.

Regla no. 1: Nunca pierdas dinero. Regla no. 2: Nunca olvides la regla no. 1.

Básicamente, cuando se llega a mi edad, usted realmente mide el éxito en la vida por cuantas personas usted quisiera que lo hubieran querido y cuantas actualmente lo quieren.

Mientras más inteligentes sean los periodistas, mejor es la sociedad. Ya que hasta cierto grado, la gente lee la prensa para informarse, y mientras mejor sea el maestro, mejor es el cuerpo estudiantil.

Hemos utilizado una gran cantidad de balas. Y hablamos de estímulo. Pero la verdad es que tenemos un déficit federal que es el 9 por ciento del PBI. Eso es lo más estimulante que hay. Es más estimulante que cualquier política que hayamos seguido desde la Segunda Guerra Mundial.

Las escuelas de negocios premian comportamientos difíciles y complejos más que comportamientos simples, pero los comportamientos simples son más eficaces.

Los beneficios pueden variar en gran medida si un incompetente dirige la empresa que los registra.