Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo.

Benjamin Franklin