He aprendido que no puedes confiar en el juicio de tus buenos amigos.

Carl Sandburg