No seas ambicioso y tacaño; la justa medida es excelente en tales casos.

Pitágoras