Todo poder es una conspiración permanente.

Honoré De Balzac