Si hay sueños sobre una bella Sudáfrica, también hay caminos que conducen a su meta. Dos de estos caminos podrían llamarse bondad y perdón.

Nelson Mandela