Las buenas formas están hechas de sacrificios insignificantes.

Ralph Waldo Emerson